Que debe comer el niño cuando tiene diarrea
On febrero - 2 - 2017
 

 
Durante un episodio de diarrea es importante proporcionar la alimentación idónea al niño para evitar mayores complicaciones.
 
 A continuación enumero 5 factores a tomar en cuenta.
1. Mantención de la lactancia materna (cuando está presente), puede ofrecerse Sales de Rehidratación Oral, alternando la alimentación al seno materno, si hay diarrea que ponga en riesgo el estado de hidratación del niño. 
 
2. Fórmulas lácteas: Se recomienda inicialmente las fórmula que se ha mantenido hasta antes del episodio de diarrea, y se reiniciaran cuando ya no haya deshidratación. No se recomiendan diluir las fórmulas en ningún momento. Se ofrecerán a dilución normal según la fórmula láctea elegida. Pueden iniciarse Fórmulas libres de lactosa solamente cuando se sospeche una Intolerancia a la lactosa, si la diarrea persiste por más de dos semanas o si hay exámenes de heces como ph menor de 5.5 y sustancias reductoras mayores de 0,5%, o si su Pediatra sospecha que ya hay una intolerancia a la Lactosa. 
 
3. Alimentación complementaria La alimentación debe estar enfocada a ofrecer la alimentación normal del niños, disminuyendo la os alimentos ricos en grasa, o de alto contenido de fibra insoluble como los cereales de avena , trigo, algunas frutas como la papaya, cítricos como la naranja, se puede ofrecer pan tostado, además de arroz, caldo de pollo, pollo cocido, evitar el exceso de derivados de la leche. Ofrecer porciones pequeñas y frecuentes después de lograr un estado de hidratación adecuado. 
 
4. Alimentación después de la diarrea: deben darse aportes adicionales a las necesidades normales del niño por al menos 2 semanas después de obtenida la recuperación de una diarrea aguda del lactante, de manera de obtener la mejor recuperación nutricional posible aprovechando la ventana de recuperación (período de “catch up growth”) que se produce espontáneamente después de un episodio infeccioso.
 
5. Evitar jugos de fruta, gaseosas o jugos comerciales azucarados, soluciones de rehidratación para deportistas, dada su mayor osmolaridad y el riesgo de sobreinfección (cuando son preparados en el hogar); cuando se preparen soluciones en casa, éstas deberán ser consumidas en el transcurso de pocas horas.

Siempre es importante tener en cuenta que NO se debe auto-medicar al niño y se debe acudir al pediatra lo antes posible para una correcta evaluación.