El Dolor Abdominal en los Niños
On marzo - 19 - 2013
dolor-abdominalEl dolor abdominal es una queja frecuente de niños que acuden a su médico pediatra o al servicio de urgencias, habitualmente tienen una sensación de malestar que varía entre leve e intenso localizado en abdomen, a veces puede ser el inicio de un cuadro recurrente o crónico y otras veces es de una infección seria que puede comprometer la vida.   Puede ser secundario a varias alteraciones:
  • Intrabdominales como: gastroenteritis, intoxicación alimentaria, úlcera péptica,  gastritis o   duodenitis  por Helicobacter Pylori.
  • Extra abdominales como: neumonía, amigdalitis, contusiones musculares, enfermedades  generales: síndromes vírales, leucemia, diabetes sacarina,  y por último dolor abdominal funcional.
Hay 3 tipos de dolor abdominal según las vías nerviosas por las que se transmiten:
  1. Vísceral: Por lo común se percibe como sensación de malestar sordo en la región media abdominal epigástrica o inferior.
  2. Somático: Suele estar bien localizado y es de carácter intenso.
  3. Referido: Se percibe en una localización distante del órgano enfermo como sensación aguda  localizada o como malestar vago.
Existen factores psicógenos y ambientales que incrementan o disminuyen la sensación dolorosa en diferente grado según la respuesta de cada paciente.
 
CUADRO CLÍNICO    
La valoración del niño con dolor abdominal es una tarea importante y a menudo difícil, el interrogatorio y la exploración física deben ser muy cuidadosos e intencionados, se debe insistir en los antecedentes traumáticos, sin olvidar que cada edad tiene enfermedades propias o mas frecuentes por ejemplo: en la etapa de recién nacido los padecimientos son habitualmente congénitos o ligados a sus propios problemas neonatales, así como también la iniciación o cronicidad del dolor.
El niño con traumatismo abdominal debe abordarse de una manera diferente, el interrogatorio directo o indirecto estará encaminado a descubrir el agente y el mecanismo del trauma. Frecuentemente el dolor se acompaña de vómitos, diarrea y fiebre, esta tríada se produce mas a menudo en caso de gastroenteritis, sin embargo pueden presentarse también en el lactante con apendicitis aguda haciéndonos difícil establecer su diagnóstico.
El tipo de dolor nos orienta cuando el niño puede identificarlo claramente, como tipo cólico  y en niños menores lo interpretamos por la secuencia y la intensidad del llanto. La intensidad del dolor depende de la edad y el umbral de cada paciente para tolerarlo.
La irradiación es difícil aclararlo en los niños de cualquier edad, la duración es más difícil saberlo por el tiempo transcurrido desde el inicio del llanto o bien en niños mayores de 5 años puede obtenerse un dato fidedigno.
Si se acompaña de sangrado rectal habitualmente nos orienta hacia patología colónica, si es intensa y sin moco podría ser debida a retención fecal y presencia de cisuras anales, pólipos, prolapso rectal o un divertículo, cuando este sangrado se presenta en forma de “jalea “, debe despertar la sospecha de una invaginación o vólvulo de intestino.
Con esto nos damos cuenta de la gran diversidad de padecimientos que se manifiestan con DOLOR ABDOMINAL y la dificultad para poder hacer un diagnóstico preciso si no se lleva a consultar al niño, pero es muy común que los padres llamen durante el día y mucho más por la noche para consultar sobre este problema y con la intención de que se les de algo para calmar su problema.

Lo correcto es que cuando se tenga esta sintomatología acudan con su médico o a un Servicio de Urgencias para que sea evaluado por un Pediatra Gastroenterólogo a la brevedad posible para que se le explore y a su vez pedir algunos exámenes si fuera necesario, en lugar de darles como es muy común;  te, analgésicos antiespasmódicos y en ocasiones hasta antibióticos ocasionando con esto que la sintomatología se enmascare y le cause mas problemas al niño, al retrasarse el diagnóstico y tratamiento correctos.
El DOLOR ABDOMINAL en niños es una de las manifestaciones más frecuentes que se ven en los Servicios de Urgencias, y en la consulta del Gastroenterólogo Pediatra, la historia clínica completa y la exploración física minuciosa ayuda a distinguir la mayor parte de las causas que requieren de intervención quirúrgica o ingreso al hospital para observación.  Es necesaria la práctica de exámenes de laboratorio y gabinete como radiografías, o hasta Endoscopía Gastrointestinal que permite tomar biopsias  para confirmar la sospecha diagnóstica; como la apendicitis aguda que ocupa el primer lugar de las causas de dolor abdominal en las edades pre-escolar y escolar, es necesario descartarla de primera intención antes de pensar en otra causa menos frecuente.
PUNTOS IMPORTANTES.
Recomendaciones a los padres:
• Que todo DOLOR ABDOMINAL en la niñez que dure de 3 a 4 horas, debe considerarse como evidencia de una posible URGENCIA ABDOMINAL mientras no se demuestre lo contrario.
• Desde el momento que empezó con el llanto o dolor  tener la precaución de observar si este todavía existe, si esta aumentando o esta cediendo.
• Hay que darle mucho valor al DOLOR que despierta a un niño estando dormido.
• Recuerde que cuando su niño presenta dolor abdominal debe ser evaluado por un Médico, para que  sea referido a un Gastroenterólogo Pediatra quien esta capacitado para evaluar a su hijo, y poder realizar exámenes especiales, que pueden incluir desde pruebas de sangre, heces, radiografías, hasta una Endoscopía gastrointestinal, para llegar al diagnóstico correcto.