May 31, 2018 por Roberto Zablah

Estas son algunas recomendaciones generales a tomar en cuenta si desea extraer y almacenar leche materna de manera segura.

– Antes de extraerla o bombearla: lávese bien las manos y haga lo mismo con todos los recipientes de almacenamiento.

– Congelar lo antes posible la leche que seguro no se vaya a usar antes de tres días.

– Descongelar siempre la leche más antigua.

– Almacene la leche materna en pequeñas cantidades. Se recomienda de 2 a 4 onzas (59 a 118 cc) para evitar que se desperdicie. Cualquier residuo de leche que quede en un biberón después de que su bebé termine con una toma se debe utilizar dentro de las 2 horas o, si se refrigera rápidamente, se puede usar para la siguiente toma. Siempre puede descongelar un recipiente adicional si fuera necesario.

– Refrigere la leche inmediatamente después de su extracción. La leche fresca extraída puede estar a temperatura ambiente (hasta 77 °F o 25 °C) durante 4 horas 

– Para calentar la leche materna del refrigerador: coloque el biberón en un recipiente de agua tibia o debajo de un chorro de agua tibia. No es seguro calentar la leche materna en el microondas debido al riesgo de que su bebé se queme con la leche caliente.

Conservación de la leche materna para usar en casa

Tipo de leche materna Temperatura ambiente Refrigerador Congelador
Recién exprimida en un recipiente cerrado 6-8 horas (25ºC o menos) 3-5 días (4ºC o menos) 2 semanas en el compartimento congelador dentro del refrigerador (*/**)
Previamente congelada, descongelada en el refrigerador pero no calentada ni usada 4 horas o menos (hasta la próxima toma) 24 horas No volver a congelar
Descongelada fuera del refrigerador, en agua caliente Sólo hasta que termine la toma 4 horas o hasta la próxima toma No volver a congelar
La que sobra de la toma Sólo hasta que termine la toma, luego desechar Desechar

Escribe un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcador *